El reto de la digitalización como oportunidad para mejorar la competitividad de las empresas

La mayoría de las empresas conoce las posibilidades que brinda la Transformación Digital, sin embargo, pocas pueden presumir de una verdadera estrategia de digitalización. Así se desprende de los informes consultados, Plan Digital 2025 de la CEOE-CEPYME y España 4.0: El reto de la transformación digital de la economía de SIEMENS, que recogen las claves de este cambio tecnológico que transforma el modelo de negocio de las organizaciones.

Todos los sectores tienen la responsabilidad de transformase digitalmente aplicando las nuevas tecnologías para ganar competitividad, pero no se trata de abrazar las nuevas tecnologías proactivamente, sino de afrontar también un cambio cultural en las organizaciones.

De todos los sectores definidos en el informe de la CEOE-CEPYME, destaca el sector digital como habilitador, facilitador y responsable de producir tecnologías digitales capaces de competir globalmente. Compuesto a su vez, por todas las empresas y asociaciones que son responsables de la generación, producción y mantenimiento de servicios, productos y tecnologías digitales; por tanto, este sector se convierte en la base que facilita y hace posible este proceso de transformación digital.

Asimismo, la digitalización es una oportunidad, pero también se convierte en un reto para las empresas. Hay muchos factores que entran en juego, como son: competitividad, empleo, crecimiento, beneficios sociales, corrección de las desigualdades, calidad de vida y progresos. En consecuencia, resulta ineludible definir las metas a alcanzar a medio (2020) y largo plazo (2025), así como, las medidas que necesitan adoptar las empresas en sus procesos productivos, tecnologías, enfoque de mercado, relaciones con proveedores y distribuidores, gestión de personal y conocimiento, procesos de marketing, entre otras.

La visión actual que desprenden sendos estudios por sectores, conduce al análisis de propuestas de mejora para llevar a cabo este proceso de transformación. Por un lado, se refleja que la digitalización no es una opción, sino una necesidad. Además de ser el medio para lograr el éxito o incluso, la supervivencia de las empresas. Por ello, además de conocer las oportunidades que ofrece para el progreso económico y social, también se deben conocer los riesgos que puede conllevar si estas no se afrontan.

En cuanto a los principales facilitadores, de naturaleza tecnológica se encuentran: las Redes de banda ancha, Cloud Computing, Internet de las Cosas (IoT), Big Data, Robots, Drones, Impresoras 3D, Inteligencia Artificial y computación cognitiva, Servicios de ubicación, Blockchain y Dispositivos móviles (PCs, Tablets, Móviles, etc.)

Sin embargo, también existen inhibidores, de diferente naturaleza, que afectan a la evolución de este proceso de digitalización en las empresas: Resistencia al cambio, Cultura, Seguridad Digital, Talento y capacitación digital, Soluciones históricas (“legacy”), Agilidad, Canibalización, Competencia técnica y Regulación.

En consecuencia, en función de cómo se gestionen en una organización, tanto los facilitadores como los inhibidores digitales, quedará condicionada su diferenciación digital y, del mismo modo, determinará su competitividad. Los aspectos básicos que permiten percibir la diferencia entre una empresa digital y otra tradicional son: procesos, puntos de contacto, eficiencia, tecnología, innovación, información y organización.

La Transformación Digital no es una opción, te adaptas o desapareces.

Javier Puente Redondo

Director Comercial Ambar Telecomunicaciones

Últimas entradas

Ambar Telecomunicaciones ha renovado este 2024 su sello de PYME INNOVADORA por el Gobierno de España, a través del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, según lo establecido en la Orden ECC/1087/2015, de 5 de junio. Este sello es un reconocimiento para distinguir las empresas que tienen un carácter innovador. Y refuerza la estrategia de innovación de AMBAR consolidando su apuesta por ser líderes en el mercado tecnológico en diferentes sectores. Ser una empresa innovadora conlleva una dedicación constante para introducir nuevas ideas y soluciones generando productos y servicios novedosos, y ofreciendo al mercado tecnologías diferentes y novedosas que contribuyan al progreso de la sociedad. En Ambar seguimos apostando por la innovación a través de una serie de proyectos que han hecho evolucionar extraordinariamente nuestros productos y servicios. La certificación como PYME INNOVADORA es el resultado de nuestro compromiso y esfuerzo con la mejora continua, ayudando a nuestros clientes a innovar. La obtención de este sello de Pyme innovadora se añade a los certificados en Calidad ISO 9001, Medio Ambiente 14001, Servicios TI ISO 20000-1, Seguridad de la Información ISO 27001, Seguridad y Salud en el Trabajo ISO 45001, Esquema Nacional de Seguridad en categoría Alta y Responsabilidad Social IQnet RS 10 de los que ya disponía. Todos ellos muestran el compromiso de Ambar con la creación de valor a través de productos, servicios y procesos innovadores, eficientes y de calidad.

Presentación del proyecto Mies

Durante la jornada del 6 de Marzo se presento el proyecto MIES con una rueda de prensa en el auditorio de nuestra sede en Santander.
Tanto en Ambar Telecomunicaciones como en Cisga hemos obtenido…